La confianza de estar
en buenas manos
28/02/2013

Televisión Digital Terrestre (Reasignación de frecuencias en las antenas comunitarias)

El 1 de enero de 2014 las televisiones deberán dejar libres sus actuales frecuencias de televisión digital terrestre (TDT) para que ese rango del espectro radioeléctrico sea ocupado por la tecnología de banda ancha móvil 4G/LTE.

El motivo es que el Gobierno quiere dotar de más frecuencias de emisión a la telefonía móvil, dado su espectacular crecimiento y demanda, además de que la TDT ha sido un fracaso ya que por el momento muchos canales están desaprovechados.

Será preciso reubicar los canales de la TDT (actualmente emitiendo del 61 al 69) y ocupar otros (del 21 al 60), ya que los primeros serán los ocupados por la telefonía móvil. Esta banda fue subastada por el Estado en 2011 por valor de 1.305 millones de euros y está adjudicada a Telefónica, Vodafone y Orange.

El objetivo último de este cambio es conseguir conexiones más rápidas y con mayor cobertura para las redes de datos móviles. Ahora bien, la resintonización de las antenas correrá a cargo de las comunidades de vecinos, por un valor medio de 200 euros por comunidad.

Esta modificación de frecuencias, prevista desde hace años, que se conoce como el dividendo digital, vendrá a solucionar dos problemas que presenta en la actualidad la banda ancha móvil: la asimetría poblacional y las congestiones que esta genera, sobretodo en verano.

Mientras en los núcleos urbanos y turísticos se congestionan estas redes, en las zonas rurales apenas llegan a utilizarse. Con la reestructuración, el Internet móvil podrá llegar a zonas rurales o con poca densidad de población, donde hoy en día este tipo de conexión es limitado.

Los planes del Ejecutivo marcan que esta transición comenzará este mismo año, aunque antes es necesario llegar a algunos acuerdos con las televisiones, debido a que comportará algunos cambios previstos en las frecuencias.

En primer lugar, el Gobierno actual no quiere hacerse cargo del coste que va a suponer a las comunidades de vecinos la resintonización, ya que en algunos casos será necesario contratar a un antenista para realizar esta labor.

En segundo lugar, las operadoras de telecomunicaciones pagaron al Estado 1.305 millones de euros para hacerse con esta parte de la banda del espectro radio eléctrico. En este precio, estaba incluido el coste de resintonización y ayudas a las televisiones, porque durante un tiempo tendrán que emitir en dos frecuencias de forma simultánea, tal y como ocurrió durante el "apagón analógico" de 2010. Tampoco las operadoras quieren hacerse cargo de nuevos costes.

Sin embargo, debido al contexto actual de crisis económica y recorte presupuestario, el Gobierno tan solo ha destinado en los Presupuestos Generales del Estado una partida de 45 millones de euros, de los cuales una gran parte está destinada a las comunidades de vecinos. Una cantidad insuficiente para hacer frente a este cometido. La idea del Ejecutivo es subvencionar parte de esta tarea, mientras que la otra parte sea pagada por las comunidades de vecinos.

En este contexto, el Ejecutivo también negocia con las televisiones un recorte de canales existentes para, de esta forma, reordenar el nuevo espectro radioeléctrico con menor número de frecuencias. Entre otras ideas, se baraja la opción de reducir el número de canales públicos de RTVE, cadenas autonómicas y locales. Este cambio también puede afectar a algunos canales que emiten en alta definición en TDT, debido a que consumen un mayor espacio del espectro.

Noticias anteriores